Inicio Literatura para Adultos Literatura para Niños Poemas Palabras acerca de... Contacto
 
Literatura para Niños
 


La noche de los ruidos

Editorial Latina, Colección Cuentos del Jardín, Buenos Aires, 1974, ilustración Jorge Limura
.

+ Más info
 

Día de Visitas

Editorial Colihue, Colección Pajarito Remendado, Buenos Aires, 1999, ilustración Guillermo Hennekens
.

+ Más info
 

Cambalache

Libros del Quirquincho, Buenos Aires, 1a Edición Junio de 1992.


+ Más info
         


Desde Córdoba les contamos

Varios autores, Editorial Plus Ultra, Buenos Aires, 1981, ilustraciones de Liotta.

+ Más info
 

Historia de un girasol inquieto

Primer Premio en el certamen de Cuentos para niños, Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Córdoba, 1983, ilustraciones Andrea Smania.

+ Más info
 

Un viaje al campo

Antología editada por la Municipalidad de Córdoba con los cuentos ilustrados para niños premiados en el Concurso en homenaje a Sebastian Tallon, ilustración del cuento Un viaje al campo, Andrea Smania, 1989.

+ Más info
         


Piloto chocolate

Varios autores y actividades, Ediciones Unitec SRL, 1988.

+ Más info
 

La noche de los ruidos

Editorial Sudamericana, Primera Sudamericana, Colección Los Caminadores, Buenos Aires, ilustración Carlos Nine, 2001.

+ Más info
 

Pido Gancho I

Editorial Sudamericana, Primera Sudamericana, Buenos Aires, 1991.

+ Más info
         


Pido Gancho II

Editorial Sudamericana, Primera Sudamericana, Buenos Aires, 1993.

+ Más info
 

13 de Espanto

Varios autores, Editorial Sudamericana, Primera Sudamericana, Buenos Aires, 2003.

+ Más info
 

Pido Gancho

Editorial Sudamericana, Colección La pluma del Gato, Buenos Aires, 2006, ilustraciones Constanza Basaluzzo.

+ Más info
         


Pido Gancho 2

Editorial Sudamericana, La pluma del gato, Buenos Aires, 2007.

+ Más info
 

Cambalache

Editado por el Ministerio de Educación, Ciencia y Ténica, Colección Leer agranda el alma, 2004.

+ Más info
 

¡Ay, Renata!

Editorial Sudamericana, Primera Sudamericana, Colección Los Caminadores, Buenos Aires 2004, ilustración Valeria Cid.

+ Más info
         


El niño que perdió su nombre

Comunicarte Editorial, Colección Vaquita de San Antonio, 2004, ilustración Gabriela Fontana.

+ Más info
 

La palabra mágica

La Voz del Interior, auspiciado por el Ministerio de Educación y Cultura.

+ Más info
 

Luna de papel

Lecturas 1, autores varios, Editorial EDB, Buenos Aires, 2005.

+ Más info
         


Jacinto

Educando Ediciones, Cba. 2006, ilustraciones Ana Zaballo, Colección Historias para colgar.

+ Más info
 

Bajo siete llaves

Comunicarte Editorial, Cba. 2006, Colección Veinte Escalones, Ilustraciones Luis Saavedra y Virginia Pïñón.

+ Más info
 

Girasol al sol

Girasol al sol, E.D.B., Buenos aires, 2004, ilustraciones Luciana Fernández, Colección Flecos de sol.

+ Más info
 
Fragmentos del libro Bajo siete llaves








Juan Cruz le decían a Lito

“Lo que entra en el mundo... ya no vuelve a salir”

Juan José Saer

Matías no puede creer que no lo verá a Lito nunca más. La palabra “nunca” es tan inmensa que lo marea. ¿Y ahora qué va a hacer él? ¿Cómo va a hacer él mañana cuando pase por la casa de Lito y Lito no esté? ¿Y el colegio sin Lito? El más alto. El más flaco. El mejor. ¿Por qué Lito? Y Matías se pregunta si los muertos oyen. ¿Cómo es estar muerto?, se pregunta.
¡Juan Cruz!, se oye a la madre. Juan Cruz le decía la madre a Lito. ¡Me lo mataron!, llora, y se le aflojan las piernas, y no se cae porque dos primos de Lito la sostienen.
El padre tiene los puños cerrados, los dientes de arriba hincados en el labio de abajo, los ojos rojos. Matías imagina que el llanto que no le sale al padre de Lito, lo moja como el chorro de una fuente, hacia adentro.
Matías busca a su madre entre los demás. Allí está, llorando también, negando con la cabeza lo que es pero parece imposible. Matías imagina que lo llora a él. Por un momento, él es el muerto. Después viene la convulsión. Después las lágrimas.
Ahora Matías mira para todos lados. ¿Qué hace el Chato aquí con la cabeza baja? Si ayer mismo lo mandó al Lito a la mierda ¿Y la Cande? ¿Vino la Cande? ¿Y ese perro?
Un perro se ha metido entre los que despiden a Lito y se balancea sobre una pata, mientras la otra se agita en el aire sin asentarse nunca, fijos los ojos lagañosos en la fosa abierta.
Matías no se ha arrimado a la madre de Lito todavía. No la ha besado.Tiene miedo de que ella se le eche encima y no lo suelte, de que lo estruje, y de que los dos así, uno contra el otro, ardan como una fogata. No la quiere ni mirar. No vaya a ser que se lo lleve a su casa después, y lo meta en la pieza de Lito donde cuelga en la pared el poster de Batistuta gritando goool, los pelos hacia atrás. ¿Y si se le da por regalarle el poster? Y sí, ¿a quién si no? Al Chato nunca. El Chato ya no va a poder dormir del arrepentimiento. Cada vez que el Chato cierre los ojos lo va a ver al Lito tirado en la calle con un balazo en la pierna derecha y otro en el centro del pecho. Descalzo.
 
+   Leer más