Inicio Literatura para Adultos Literatura para Niños Poemas Palabras acerca de... Contacto
 
Poemas
 
  Intemperie

Ediciones Argos, Córdoba, 1999.


Madre que envejece

Y se va sin decir
sin cancelar las grietas.

El tiempo ya es de hielo
ya de olvido la boca.

Cae el ojo sobre
la carne amada que teje
mantas infinitas.


Críticas

Una de las constancia más positivas que nos depara nuestra poesía en este final de siglo, es la de la presencia sólida, definitiva, de la mujer.
Tantas veces objeto de la mirada y el deseo, las mujeres –sin dejar de serlo- lograron la enorme madurez de sujetos, de operadoras de la mirada.

Gracias exclusivamente a ellas desapareció esa categoría menor a las que la confinaba el lenguaje: el de poetisas; y con ello el sub-género al que proveían: el de la poesía femenina.

Estas torpes ingenuidades cedieron al concepto de una escritura en la que habita la indagación, el cuerpo, la interioridad expuesta ya no con el discurso frenético de romanticismos tardíos; el pensamiento, los caminos del conocimiento operados por ese sujeto ya no sujetado sino a su propio acaecer.

Estas consideraciones son algunas de las que se particularizan en Intemperie de Estela Smania.

La escritora nos acerca una poética lúcida y honda, que de ninguna manera se inscribe desde la sustracción de su condición más última: el ser sujeto que integra cuerpo, mirada, reflexión, desde la particularidad del anima que se instala en nuestro adentro.

Belleza y verdad, viejos conceptos de la estética clásica, hilvanan esta Intemperie que lo es también de nosotros mismos.

Julio Castellanos


< Volver