Inicio Literatura para Adultos Literatura para Niños Poemas Palabras acerca de... Contacto
 
Palabras acerca de...
 
  Decamerón Cordobés

“Con una agujita de oro te descorazonaré…”
(Carlos “Mona” Jiménez)


El libro apareció en el 2001: Año inolvidable si lo fue. ¿Torres gemelas? ¿Caballos en Plaza de Mayo? Sí, te acordaste. La cuestión es que ese año vio la luz este libro de cuentos. El volumen está compuesto por dos partes-libros que contienen un total de veinte relatos. Los primeros diez tienen como eje temático los cuerpos y los otros, la soledad. Los escritores, siete damiselas y tres mancebos, son todos cordobeses naturales, por adopción o indocumentados. Ellos crearon un “escritor cordobés” llamado Decamerón cordobés. Una cucuza de diez cabezas de puro mistol, que deseaba escribirse y se miró, cual Narciso, en el reflejo del agua de La Cañada y ese reflejo le dictó los veinte relatos.

Nos metamos un poco en ellos. En el Libro Uno: Los relatos tratan sobre lo que les pasa a los cuerpos cuando se besan, se presienten, se chupan con otros cuerpos. Hay uno donde el narrador es una conchita. (Sí, uno de los encantos femeninos). Ése es uno. Otro, sobre la relación entre un abogado y su empleada doméstica. Ahora: ¿Cuántos abogados no querrían tener una historia así? ¿Cuántos no están abocados a tener relaciones así? Bueno, a este hombre de leyes se le dio la aventura interclasista y el final mejora el cuento. Los otros son muy ricos en imágenes sensoriales así que ojo que te podés excitar en serio.

Luego, en el segundo Libro, están los relatos donde se trata de la soledad. Hay uno donde aparecen gatos como personajes. Está terrible: no te lo vas a olvidar nunca. Bah, digo yo. Quizá la idea apareció en una peli: Decimelo vos. Otro habla del Champaquí, la cima más alta de la provincia. En realidad, de la soledad y el amor pero: ¿No son lo mismo la soledad, el amor y el Champaquí? Es decir, ¿No te sentís solo, arrojado al mundo, cuando estás sentado en el banquito más elevado, sublime y cordobés de todos?

A un libro como éste sólo le faltó hablar de La Mona y la peperina para ser bien cordobés pero, la verdad, no le hizo falta. Aparecen Medina Allende y el violador serial para que te des una idea de si no es cordobesazo el libro.

De los autores no vamos a hablar porque eligieron llamarse el escritor cordobés y, cual ronda de cuentos de terror en la playita del Panaholma, la elección se percibe acertada. Ahora bien, varios de los cuentos harán que busques el nombre de su autor y preguntarte dónde vive o qué hace de su vida esa cabeza desquiciada porque seguro te dejará con ganas de que te cuente otro. Dale cordobés: contate otro. Desde la Agencia Cba Noticias, esperamos los siguientes libros.

Sebastián Ágreda
Cba Noticias - Cultura / Publicado el dia 2 de Noviembre de 2008


< Volver